viernes, 19 de junio de 2009

¿Rubinstein?



Ya queda poco para terminar, para cerrar un ciclo. El cansancio, las carreras a todas horas nos acompañan estos días. Y además el calor ha hecho acto de presencia (37º ayer mismo).

El curso escolar llega a su fin. Y con él las despedidas.

Ayer mi hijo mayor participó en la Audición de Jóvenes Intérpretes de la Escuela de Música a la que asiste. Y aunque muy familiar, el concierto fue todo un éxito.


¿Rubinstein?

Desde los dos años asiste a clase de música, primero como iniciación a la misma y desde los dos últimos cursos iniciación al piano. Nos consta que tiene buen oído y aptitud para ello pero ya este último curso ha sido una obligación para él. Después de llegar a un acuerdo conseguimos que este año siguiera con las clases.

El problema se plantea para el próximo curso: se niega en banda a seguir con el piano y tanto su padre como yo pensamos que es bueno para su desarrollo, que le da coordinación, destreza manual, equilibrio, que le abre la mente …………

Podríamos obligarle sin tener en cuenta su opinión, pero creemos que imponérselo por la fuerza no haría más que aumentar su rechazo.



¿QUÉ PODEMOS HACER, DECIR, ARGUMENTAR PARA CONVENCERLE?

9 comentarios:

Sylvia dijo...

Yo estudie Violoncello por muchos años. Al llegar a lo que era tercero de BUP le dije a mi madre que yo no quería ser profesional de la música, que lo mío era más una ingeniería y que no podía con todo ya. Mi madre no me dejó que lo dejara aquel año y no lo pasé muy bien a parte de que le tomé manía al Cello (y eso que me encanta su música). Yo creo, pero es mi humilde opinión, que estas cosas le tienen que nacer a él. Es cierto que un instrumento es hermoso y que aporta muchas cosas. Yo no me arrepiento de haber estudiado música y es hermoso, pero es importante que él quiera hacerlo. Quizás una forma de que siga con la música es preguntarle si le gustaría aprender cualquier otro instrumento. Si sigue conectado quizás más adelante vuelva al piano cuando sea algo más mayor. A mí me habría encantado aprender piano por ejemplo. Lo importante es que los niños vean que su opinión también cuenta y que lo que aprendan lo aprendan felices. Quizás prefiere aprender otra cosa o hacer deporte... :)

Un besote!

María dijo...

Muchas gracias Sylvia, tu expericencia de 1ª mano me ha dado una idea.
Se ha pasado medio curso diciendo que de tocar un instrumento eligiría guitarra. A ver si en vez de un Rubinstein tengo un Andrés Segovia en portencia.
Voy a proponerle el cambio de instrumento a ver que tal.
Muchíiiiiisimas gracias Sylvia, de verdad

Sylvia dijo...

Me alegra que te haya podido ayudar. Lo importante al final es que disfrute con la música, aprendiendo el instrumento que le apetezca y que le motive para seguir. La música tiene muchos beneficios para el desarrollo de su intelecto, pero da igual el instrumento que elija porque todos desarrollaran esa parte del cerebro y le dotarán de sentido musical. Si el piano está por casa, quizás cuando se haga más mayor le apetezca más tocarlo. Si aprende música eso es posible y nada difícil. Lo importante es que aprenda la base, el solfeo, etc. Además, si aprende guitarra clásica, igual se te cae la baba escuchándolo...

Me alegra que te guste la foto del perfil, me apetecía un cambio y con esta voy mandando besos!! jajajaja

Un besote!!

María dijo...

Sylvia, eso es lo que me recordaste, que más importante que el instrumento en sí, es la música (la espinita por no saber tocar el piano a veces pesa).
De nuevo, gracias.
Yo también te mando un beso.

Sylvia dijo...

Me imagino que te gustaria que tocara el piano porque tu no pudiste, pero muchas veces el deseo de los hijos no coincide con el de los padres y sus suenyos pueden ser muy distintos.

Espero que ya vayas mejor para poder disfrutar de tu veranito!

Un besote!

María dijo...

Sylvia, es cierto que tocar el piano es algo que me hubiera gustado hacer y aunque supongo que algo influirá, es que realmente creo que tocar un instrumento es bueno para él.
La idea de la guitarra no le ha disgustado, y como no coincidirá con la escuela de fútbol (porque ha sacado una vena futbolera que no nos explicamos) creo que este curso lo conseguiremos

Sylvia dijo...

jajajaja... bueno, pues a ver si hay suerte... a lo mejor en lugar de guitarrista os sale futbolista!! jajaja...

A ver si la guitarra le gusta más...

Por cierto, siempre estás a tiempo de aprender piano, nunca es tarde...

Besos

Cris dijo...

Pues yo creo que hay que dejarle, cuánto más le obliges más alergia cogerá al piano y a la música. El mismo encontrará su camino tarde o temprano. Nuestra obligación como padres es intentar todo lo que está de nuestra mano, pero más allá ya no podemos llegar. Y quizás a el le apetezca experimentar con cosas que pueden que sean igual de interesantes y bonitas que la música. Un saludo!

María dijo...

Sylvia, al final lo que el quiera, pero sabiendo hablar ¡por favor! ja,ja,ja

Cris es cierto lo que dices, pero es que todavía es taaaaaaaan pequeño que no quieres dejar de ofrecerles todo aquello sabes que es bueno para ellos.

Un abrazo