sábado, 20 de junio de 2009

¿Sensatez?

Aunque el verano no comienza oficialmente hasta el 21 de junio, la temporada de piscina en mi casa lo hizo ya hace una semana.

Ese es el motivo por el que una calurosa tarde de junio estoy sóla, aprovechando para ponerme al día en diferentes quehaceres domésticos que por h o por b vas relegando en tu agenda. También estoy aprovechando para ponerme al día en cuanto a blogs se refiere (¡qué lujo!, porque realmente hay gente que se lo curra, o que está inspirada, o que tiene una facilidad pasmosa ¡qué se yo!).

Sentada en mi sillón, en la terraza, con un zumo de manzana como único acompañante, no he podido evitar dejar de pensar en cómo cambian las cosas según vamos cumpliendo años.


Si hace dos décadas me dicen que algo así iba a impedirme disfrutar del agua y del sol en la piscina de casa de mis padres, me hubiera reído a carcajadas:

  • A mí, que con mis vecinas/amigas bajaba a tostarme al sol de 12:00 a 14:00 y de 15:00 a 17:00 (vuelta y vuelta como un entrecot).
  • A mí, que me untaba el cuerpo con una mezcla de NIVEA -caja azul, por supuesto- con yodo* para ponerme más morena.
  • A mí, que me embadurnaba el cuerpo con aceite Johnson's para niños cómo única protección solar.
  • A mí, que hasta tuve costras en pómulos y nariz de lo que llegaba a quemarme en alguna ocasión.




P.D.1: Creo que los casi treinta y todos que voy a cumplir han conseguido hacerme más responsable y sensata.

P.D.2: No me pasa nada, tan sólo que me han recomendado que espere 10 días antes de tomar el sol.

(*) Yodo: Elemento químico de núm. atóm. 53. Relativamente escaso en la corteza terrestre, se encuentra principalmente en el nitrato de Chile, en el agua del mar, concentrado en ciertas algas marinas y forma parte de la estructura de las hormonas tiroideas. De color azul violeta y muy reactivo, se sublima fácilmente, desprendiendo vapores azules y olor penetrante; se usa como colorante, como reactivo en química y fotografía, y en medicina como desinfectante. (Símb. I).





        4 comentarios:

        Sylvia dijo...

        Menos mal que hay muchas otras cosas que se pueden hacer en la sombra!

        Por cierto, intento poner tu link bien, pero me redirecciona a algo muy raro, asi que lo volvere a intentar mas adelante a ver si funciona.

        Besitos y que pases una feliz semana!

        María dijo...

        Sylvia ¡me encanta la foto nueva!.
        Que tu también tengas una buena semana.

        Lina dijo...

        Me suena muchísimo todo lo que cuentas. Es el primer año que aún a estas alturas sigo blanca. El fin de semana pasado tomé el sol por primera vez y porque mi hermana me invitó a estrenar la piscina de su urbanización y me dió cosa decirle que no... estoy perezosa.

        Saludos.

        María dijo...

        Lina, me consuela pensar que no era la única en cometer locuras con el sol en sus años mozos.