lunes, 12 de julio de 2010

Parada en una vida apresurada, otra vez

Esta entrada iba a empezar así: "Hace más de quince días que no pasaba por aquí" pero como no he podido evitar festejar lo que ayer paralizó el país, empieza de esta manera ...

Desde mayo las 24 horas del día no son suficientes para mí. No es que antes no estuviera justa de tiempo, pero es que últimamente de verdad que no abarco.

El fin de curso escolar, los torneos deportivos de fin de temporada, las tardes de cumpleaños infantiles antes de las vacaciones estivales, la terminación de algunos proyectos en los que he estado trabajando, la preparación de otros en los que quiero embarcarme este verano, los “ya que” que han ido surgiendo como consecuencia de no parar de elucubrar (que le voy a hacer, es uno de los defectos que tengo, je,je,je) la organización de actividades lúdicas para no estar todo el día tumbados a la bartola (los niños, porque yo todavía estoy trabajando), las gestiones administrativas cuya realización no pueden extenderse más allá del 30 de junio (y que para variar siempre realizo el último día y a última hora, dejar las cosas para el último momento es otro de mis defectillos) …

Y así podría seguir hasta aburrir, pero como no es lo que quiero, os dejo unas fotos de todo lo que acabo de contar:

Deporte Infantil

4 comentarios:

Raquel dijo...

Aiiinsss que stress, mi niña. ¡¡Para ya!! ¿Para cuando las vacaciones? Veo que las necesitas YA.

Si es que no se puede vivir con tanta actividad... y algún proyectito de esos ¿se pueden contar? o eres como yo, que para no gafar las cosas no las cuento hasta el último momento... ja, ja, ja...

Lo dicho: descansa un poco, y un besito.

María dijo...

No Raquel, se pueden contar sin problemas, son cosillas que quiero hacer para casa (guirnaldas de banderines, cojines, estores para las habitaciones de lo niños, pero hechos por mí) y un auto-reto fotográfico que quiero hacer para obligarme a tomar fotos (algo así como una foto a la semana siguiendo una pauta), fotografíar a mi familia en el mismo sitio cada cambio de estación ...., aprender photoshop este verano (ya he conseguido un manual aparentemente sencillo, ja,ja,ja)

En cuanto a las vacaciones: el viernes es mi último día y no vuelvo en un mes, y aunque sólo me voy 15 días a Santander, el resto en casa, descansando, bañándome en la piscina, tomando el aperitivo todos los días .....

Patricia dijo...

Pues de leerte, ya me canse, jeje!!! Como por acá es invierno, las actividades con mi hijo se ha reducido a solo en mi casa, con algunos salidas de paseo cuando hay sol. Aun que apenas cambie el clima estaré en las mismas que tu.

María dijo...

Patricia, es agotador pero ¿verdad que merece la pena?