viernes, 8 de enero de 2010

Como hemos cambiado

Como cambian las cosas

Si hace treinta años me preguntabas que iba a ser de mayor mi respuesta variaba entre ASTRONAUTA y MÉDICO

Si hace veinticinco me hacían la misma pregunta, la respuesta había variado algo: MÉDICO o ARQUITECTO.

Si hoy les preguntan a los niños que quieren ser de mayores, muchos de ellos no te cuentan lo que quieres ser sino lo que van a hacer: entrar en la tele y que toda España les vea.



Seré que soy muy rara, o muy antigua no lo se. Por eso cuando mis hijos me dicen que ellos quieren ser futbolista y rockera, futbolista y profesora o futbolista y médico respiro tranquila.

P.D.: es que el niño tiene muy claro que en el fútbol está su futuro, nosotros por si acaso le decimos que los ingenieros entre otras cosas hacen coches de fórmula uno, aviones y motos y que los arquitectos diseñan edificios y puentes.

4 comentarios:

Raquel dijo...

En mi época las niñas querían ser PRINCESAS (yo no estaba entre ellas).

Un día la profesora nos fue preguntando una a una qué queríamos ser de mayores, yo contesté toda convencida que quería ser ASTRONAUTA (como tu, me lo has recordado). Era bastante pequeña y la profesora se quedó flipando. ¡¡Que tiempos!!

Si los niños tienen sueños de ese tipo, pues se lo perdonas, al fin y al cabo son eso, niños. Lo malo es cuando los padres tienen sueños así. Yo conozco a una chica que tiene un hijo pequeño que quiere ser futbolista (típico) y ella está de lo mas convencida que va a ser el nuevo Raúl o Mesi y la va a sacar de la "pobreza" (patético).

;)

María dijo...

El problema es ese, que muchas veces los padres quieren hacer realidad "sus" sueños en los hijos.
Lo que de verdad me da pena es que los niños no quieran ser algo de mayores, sino entrar en un reality.
En fin ...

Mary Elizabeth dijo...

Yo quería ser ingeniero con un gran curriculum que me nombran hasta el máximo titulo que se podía obtener. Me gradué y termine una Maestría antes de emigrar. Ahora, más que una pregunta me digo...a quien engaño!!! Prefiero trabajar y viajar por el mundo. Con todo esto ahora pienso que “los sueños pueden cambiar”

María dijo...

Mary Elizabeth, todos tuvimos sueños de pequeños, que en mayor o menor medida se cumplieron, lo bueno es no perder la ilusión.
Un abrazo