miércoles, 13 de mayo de 2009

¿Acoso?

Al pasarme hoy por un blog del que me declaro seguidora, novel, por aquello de que lo he descubierto hace poco, pero incondicional, no he podido evitar preocuparme.
Su creadora, expone un caso de acoso infantil y ante cosas así no puedo dejar de revolverme.

Teniendo en cuenta lo que ella cuenta, lo que se lee en prensa y lo que se oye y ve en las noticias, no puedo dejar de preguntarme:

  • ¿Cómo es posible que en los centros escolares se permitan este tipo de actitudes?
  • ¿Cómo es posible que algunos padres sigan pensando que son cosas de niños?
  • Esos mismos padres, si fuesen sus hijos los “martirizados” ¿seguirían hablando de cosas de niños?
  • ¿Cómo es posible que el resto de ciudadanos tengamos miedo de afear públicamente esa conducta?
  • ¿Cómo es posible que no existan penas claras para esas conductas? (siendo los tutores legales de esas “criaturas” a los que se les penalice, porque creo que a edades tan tempranas son los padres/tutores los responsables (no me vale lo de “no puedo con él/ella)
  • ¿Cómo estamos educando a nuestros menores, para que cada vez abunden más este tipo de comportamientos?

2 comentarios:

Démo Forever dijo...

Gracias por la mención, guapa.
Yo supongo que como todo lo que atañe a los hijos, son temas complejos y muy delicados pero con tiempo y paciencia seguro que los resolvemos.
Mil besos

ana dijo...

Este internet explorer me esta volviendo loca, no hace mas que cortarse cuando te voy a dejar el comentario, brrr!

Yo creo que el bullying es un problema que ha existido siempre, quizas ahora hay casos mas violentos, pero crueldad en las aulas siempre ha habido, y ahora por fin se debate y hay castigos respaldados por la ley!

Yo sufri la burla de los chicos por tener acne: me llamaban "espinete", y claro eso con 13 anios me tenia el dia al espejo y con la autoestima por el suelo.
Mi madre me llevo a un dermatologo para controlarlo, y me dio una crema con color, mi primer maquillaje, asi de repente me converti en chica cool porque ya me "pintaba", y se acabo el problema.
Pero recuerdo el calvario de los gordos, los gafotas, los larguiruchos, como un lider te pusiera el sanbenito, ya te crucificaban todos, asi que yo intentaba pasar desapercibida.

Solucion: que los hijos no oigan esas crueldades en casa como algo normal, y que los padres sean los primeros en no criticar al vecino por ser diferente!. De verdad que la educacion empieza en casa!

Un beso Maria,