viernes, 26 de junio de 2009

Michael

Esta mañana, oía la radio del coche mientras me dirigía al trabajo cuando en el boletín de noticias de las 08:00, anunciaban que Jacko, el gran Michael Jackson, había dejado este mundo.

Sin ser uno de mis cantantes preferidos, no puedo dejar de reconocer que se ha ido un genio. Sería excéntrico, raro, o todo aquello que se ha dicho durante los últimos años, pero ayer por la tarde, madrugada para mí, un genio se ha ido.


El primer cassette (una tiene ya unos años) que tuve era suyo. Mi padre, gran aficionado a la música clásica (única música que por aquel entonces había en mi casa), me regaló Billie Jean. En mi habitación, con mi propio radio-cassette y una única cinta, imaginaros lo que se escuchó una y otra vez durante todo ese verano.

Algo más mayorcita, no perdía la oportunidad de ver, una y otra vez, el vídeo clip de Thriller. Que yo entiendo que para los más jóvenes, sea un video hasta primitivo, pero todos aquellos que nacimos en los 70 vivimos una revolución audiovisual con él.

Por esas primeras experiencias que me permitió vivir, por su We are the World, por su Black or White y por alguna más que seguro que me dejo en el tintero, hoy la entrada es para él.



2 comentarios:

Sory dijo...

Yo recuerdo algunas anécdotas relacionadas con Michael.Como que mis hermanas y yo le suplicabamos a mi hermano que bailara como él y una ocasión en la que mi padre sin darse cuenta nos compró todos los cuadernos para el colegio con la imagen de su cara en la portada. Comparto tu opinión, independientemente de toda la controversia que ha generado durante todos estos años, hay que reconocer que era que una figura que sin lugar a dudas acaba de convertirse en un mito.

María dijo...

Tenía que ser un punto veros a todos los hermanos a lo Jackson Five. Es por eso por lo que, nos gustase o no Jacko, formará parte de muchas de nuestras anécdotas.
Gracias Sory